miércoles, 12 de noviembre de 2008

ESTA ES LA OPORTUNIDAD HISTÓRICA

Esta es la oportunidad histórica

El gobierno de los Kirchner se debate en una creciente decadencia y degradación institucional. Su Administración está atravesada por graves casos de corrupción que el kirchnerismo no sólo no tiene voluntad de investigar, sino que además coloca obstáculos para que no puedan esclarecerse las graves denuncias que se formulan en su contra.

El viento de cola, que en materia económica hizo crecer al país, ya no existe. Esta nueva situación trae el fantasma de la recesión y la desocupación sin que, lamentablemente, los años de bonanza hayan sido aprovechados.

La Administración del matrimonio degradó las instituciones e implementó un plan con pretensiones hegemónicas, basados en una concertación inexistente, como lo demuestra la falta total de diálogo con las fuerzas políticas de oposición, la confrontación para lograr la sumisión de los sectores productivos, los innecesarios agravios a la Iglesia y el aislamiento internacional de la Argentina.

Es hora de cambiar y para ello la Oposición democrática tiene una oportunidad histórica. Esa oportunidad debe guiarse con el firme propósito de constituir un espacio social- demócrata moderno que se constituya en una alternativa al populismo dominante del kirchnerismo y sus variantes.

La tendencia en el mundo es la de la reivindicación de los Partidos Políticos, organizaciones políticas fuertes que no sólo sean capaces de ganar una elección, sino también de gobernar en beneficio del pueblo y la nación.

La reunión celebrada en el Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, entre las autoridades de nuestro Partido y miembros de la Coalición Cívica, es un primer paso en la dirección correcta. Los próximos deben darse con generosidad ampliando los contactos que permitan crear ámbitos de debate que alcancen las coincidencias programáticas que aseguren la gobernabilidad futura. En particular con el Partido Socialista, sobre la base de partidos políticos sólidos y con tradición se podrá construir la alternativa que el pueblo reclama.

Las reglas de oro de la Democracia son el equilibrio y el control del poder y la alternancia en el ejercicio del mismo, éstas sólo serán posibles con la construcción de una fuerza social-demócrata amplia que pueda canalizar la voluntad de millones de argentinos.

El Radicalismo está dispuesto a cumplir con este imperativo histórico, aguardamos esperanzados la respuesta de otros Sectores y Partidos afines para reencauzar a la actividad Política, ponerla al servicio de los sectores populares y devolver al pueblo argentino la confianza en sus instituciones.

Firmado:
Federico T. M. Storani, Convencional Nacional de la UCR; Pedro Azcoiti, Diputado Nacional, Vice-presidente del Bloque de Diputados Nacionales; Rubén Lanceta, Diputado Nacional; Juan José Cavallari, Legislador Provincial Bonaerense; Carlos Martín, Convencional Nacional, Vice-presidente de la Convención Nacional; Diego Martínez, Presidente de la Convención Provincial de la UCR; Carlos Gorosito, Intendente de la Ciudad de Saladillo; Silvia Moreno, Convencional Nacional; Alejandro Echegaray, Convencional Nacional; Silvia Vázquez, Convencional Nacional; Marisa Kugler, Convencional Nacional; Gustavo Bruno, Vice-presidente del Comité de la Provincia de Buenos Aires, Gilda Pizzolante, Comité de la Provincia de Buenos Aires ; Roberto Leonis, Convencional Nacional; siguen las firmas de Convencionales Nacionales y Provinciales, y otras autoridades Partidarias de la Unión Cívica Radical.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta bien . . . .

Anónimo dijo...

Quedo Bien
Osomani

Alejandro, el tripero dijo...

Està bien, pero es necesario incorporar a los sectores que faltan, especialmente al Socialismo que encarna Binner y es preciso ser orgànico. Es imprescindible armar una fuerza polìtica que desaloje al kirchnerismo pero Carriò y Stolbizer, especialmente, deben respetar la organicidad y los acuerdos porque si no... no se puede construir nada. Ya las estoy escuchando en una conferencia de prensa dando un portazo...